sábado, 29 de noviembre de 2014

12/MARZO: FUSILAMIENTO DEL POETA AREQUIPEÑO MARIANO MELGAR

El 12 de marzo de 1815, fue fusilado el poeta y patriota Mariano Melgar, a la edad de 24 años, en el campo de batalla en Umachiri, Puno. El vals "Melgar" de Benigno Ballón Farfán y Percy Gibson, en homenaje al poeta, se convirtió en uno de los clásicos de la música criolla en la interpretación de Los Dávalos.

Mariano Melgar nació en la ciudad de Arequipa, el 10 de agosto de 1790. Fue hijo de don Juan de Diós Melgar Sanabria y doña Andrea Valdivieso Gallegos. Creció en su tierra natal, a los tres años ya sabía leer y escribir.

Su hermano José Fabio Melgar afirmaba que a los ocho años ya manejaba el latín, y otros autores indican que además Melgar antes de cumplir los diez años llegó a dominar el inglés y francés.

Después de su primera decepción (que se hace notar en su "Soneto a la Mujer") se enamoró de María Santos Corrales, mejor conocida como Silvia, a quien él mencionaría románticamente en sus famosos yaravíes (forma poética lírica basada en el sentimiento en que el gran cantor arequipeño expresa su amargura y su tristeza). Todo su drama amoroso y biografía puede considerarse verosímil siendo tomada de su conocida "Carta a Silvia", en la que el poeta expresa en 522 versos cómo conoció el amor y el dolor, hasta la aparición y pérdida de su amada niña.

En 1814, la revolución de Mateo Pumacahua tomó lugar en el Cusco, lo cual enfureció la aparente tranquilidad del virreinato español en el Perú e incitaron a Melgar para unirse a la causa independentista. Tras ganar el Combate de Apacheta, en Arequipa, el ejército marchó hacia Puno en la batalla de Umachiri. Luego de la derrota de las tropas independentistas estos fueron hechos prisioneros, incluyendo al joven Melgar. El general español Ramírez, después de mantener cautivo a Melgar por un tiempo, ordenó a sus oficiales fusilarlo. Melgar murió en la mañana del 12 de marzo de 1815, poco antes de cumplir la edad de veinticinco años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada