viernes, 10 de mayo de 2013

28/ABRIL: DÍA DE LA RESERVA COMUNAL YENESHA


La Reserva Comunal Yanesha se estableció el 28 de abril de 1988, mediante Resolución Suprema Nº 0193-88-AG-DGFF. Se encuentra ubicada en el departamento de Pasco, provincia de Oxapampa, distrito de Palcazú. Abarca un territorio de 34 744,70 hectáreas.

Esta reserva es un área para la conservación de la fauna silvestre en beneficio de las comunidades nativas aledañas a ella. En su ámbito de influencia existen 10 comunidades nativas reconocidas, para las cuales la fauna silvestre ha sido y sigue siendo fuente de su alimentación tradicional.

El área de la reserva forma parte del sistema de protección del valle del Palcazú junto con el Parque Nacional Yanachaga-Chemillén y el Bosque de Protección San Matías-San Carlos. En ella, las comunidades nativas Amuesha o Yanesha pueden aprovechar el recurso fauna para su alimentación mediante un manejo planificado y racional del recurso.

En el valle del Palcazú la fauna silvestre, incluyendo la ictiológica, cumple una importante función social, ya que es una valiosa fuente de proteínas para los pobladores de la zona.

Entre las especies de mayor importancia económica están los mamíferos como el venado rojo (Mazama americana), el majaz (Agouti paca), el sajino (Tayassu tajacu), la huangana (Tayassu pecari), el quirquincho (Dasypus novemcinctus), el misho o añuje (Dasyprocta sp.) y los monos como el Ateles sp. y Lagothrix sp.

Entre las aves se aprovecha la pucacunga (Penelope jacquacu), y entre los peces el zúngaro (Pseudopimelodus sp.), el boquichico (Prochilodus sp.), el sábalo (Brycon melanopterum), la palometa (Mylossoma aureum), la doncella (Pseudoplatystoma sp.) y la lisa (Leporinus sp.).

Uno de los objetivos de la Reserva Comunal Yanesha es proteger y conservar las cuencas tributarias del Palcazú, así como preservar la flora y fauna de la región con el fin de reivindicar los antiguos territorios de los Yaneshas que habitan la zona desde tiempos inmemoriales.

El fin de esta Reserva Comunal es que el pueblo Yanesha, (que actualmente está casi totalmente incorporado a la economía de las ciudades y del mercado, así como limitado al interior de los linderos de sus comunidades, desarrollando una agricultura que no es la tradicional), pueda volver a encontrar en este lugar esa relación armónica con el medio ambiente que siempre tuvieron.

De esa manera podrá tener acceso a una zona que se mantenga, en lo posible, inalterada por la fuerte presión socioeconómica de la creciente población aledaña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada