jueves, 9 de mayo de 2013

24/ABRIL: FALLECIMIENTO DEL TENIENTE E INVENTOR PEDRO RUÍZ GALLO


Un 24 de abril de 1880, entregando su talento a la patria, en un accidente inoportuno, fallece en el Callao, el gran inventor, relojero, militar y héroe del Combate del 2 de Mayo y de la Guerra del Pacífico, Don Pedro Ruíz Gallo. El famoso inventor, también destacó por ser un exclente músico e inventor de instrumentos musicales, cuyas composiciones propias son una Marcha al Dos de Mayo, el cantar “Manco Cápac”, “Mi Patria”, yaravíes y otras melodías más.

Ruíz Gallo nació en la Villa de Etén, provincia de Chiclayo el año 1831, cuyos padres fueron el coronel español Pedro Manuel Ruiz y la dama peruana Juliana Gallo. Durante su infancia, perdió a su padre y poco tiempo después, a su madre cuando contaba con apenas 11 años de edad. Esta triste situación le obligó a abandonar su pequeño pueblo natal para dirigirse a la ciudad de Chiclayo donde empezó a desempeñarse como ayudante de relojero, una afición que le interesaría por el resto de su vida.

Luego, se trasladó a Lima a los 15 años para enrolarse al ejército, siendo cadete en 1848. Por sus méritos y reconocida inteligencia rápidamente ascendió en la carrera de las armas siendo que en 1855 ya ostentaba el grado de capitán.

En el año 1865, ascendió a Mayor Graduado y al comienzo de ese mismo año estalló la revolución del general Mariano Ignacio Prado, y que desembocaría más tarde en la guerra contra España, el cual se unió al ejército restaurador que marchó a Lima y derrocó al presidente Pezet, para luego combatir en el glorioso combate del 2 de mayo ante la escuadra española. Tras esta acción heroica en la historia republicana ascendió a Teniente Coronel.

Concluida la guerra con el retiro de la escuadra española de aguas americanas, Pedro Ruiz Gallo pudo dedicarse por entero a su ambicioso proyecto de construir un gran reloj para la capital peruana lo que logró bajo el mecenazgo del entonces presidente José Balta quien lo nombro agregado al Estado Mayor General y financió su obra, pese a la oposición y críticas que recibió su trabajo el inventor continuo sereno y perseverante siendo que el 6 de diciembre de 1870 pocos días antes de celebrarse un nuevo aniversario de la Batalla de Ayacucho

Dejó de existir el 24 de abril de 1880, cuando por un accidente durante el trabajo en un torpedo experimental se produjo una terrible explosión que acabó con su vida.  Sus restos serían conducidos posteriormente a la Cripta de los Héroes de la Guerra del Pacífico, donde reposan desde entonces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada