viernes, 14 de diciembre de 2012

18/MAYO: DÍA INTERNACIONAL DE LOS MUSEOS

Día Internacional de los Museos : Esta celebración tiene su origen en la Cruzada de los Museos, campaña informativa organizada en 1951 por la UNESCO y el ICOM (Consejo Internacional de Museos), con el propósito de crear conciencia del relevante papel que corresponde a los museos en la sociedad. En el año de 1977, durante la XII Conferencia General del ICOM en Leningrado, y considerando aquella iniciativa, fue instaurado el 18 de mayo como una fecha significativa en que las naciones se unen en una suerte de fiesta de los museos. 

La celebración del Día Internacional de los Museos es una excelente oportunidad para propiciar la revalorización de los museos como espacios de cultura. En esta perspectiva, el 18 de mayo vuelve a ser el marco ideal para que todos los profesionales de los museos y público en general, disfruten de las actividades, compartan experiencias y participen de esta conmemoración. Esta fecha reviste una gran significación para todos aquellos que, de una u otra forma, realizan una labor orientada hacia el conocimiento, la preservación y la difusión del patrimonio cultural. Los museos son herramientas básicas para la gestión adecuada de nuestro patrimonio cultural. Son espacios en los cuales se conserva y exhibe el patrimonio para que sea de disfrute público. 

Las exhibiciones temporales y permanentes que organizan los museos son mecanismos de difusión de conocimientos, transmisión de valores y fortalecimiento de la identidad nacional. El concepto de museo sin embargo, no ha permanecido igual en el tiempo, y cada vez son más los que buscan convertirse en dinámicos centros, en los que el visitante participe de lo que ve y disfrute de lo que aprende. En el Perú, si bien es cierto que la visita a los museos aún no es masiva -como puede suceder en otras partes del mundo- las cifras nos indican que hay un interés cada vez mayor y que la tendencia se mantendrá en crecimiento. En los últimos 5 años, los museos del país -nos referimos específicamente a los 82 que mantiene el Instituto Nacional de Cultura y que forman parte del Sistema Nacional de Museos- han recibido más de 8 millones de visitantes, lo que significa un promedio diario de 5 mil visitantes. Hace 30 años, el Museo de Antropología y Arqueología de Pueblo Libre recibía mil visitas al año, hoy en día recibe 10,550 visitas mensuales. Si bien de los más de 200 museos que existen en el Perú, la mayoría se encuentran en la ciudad de Lima, se han diversificado los esfuerzos por inaugurar museos en comunidades alejadas de la capital. Las ciudades de Lambayeque y Cusco son muestra de ello. Hay que agregar además, que la tarea de conservación y exhibición del patrimonio que en otros lugares del mundo es compartido por el sector público y privado, en el Perú recae en su mayoría en el Estado, lo que obliga a destinar una amplia partida presupuestal que no siempre es suficiente. 

En nuestro país los museos de sitio son particularmente importantes: muestran los objetos dentro del mismo contexto donde fueron creados y utilizados, reforzando así nuestro conocimiento e interpretación de la historia. En todo el Perú, hay 29 museos de sitio activos, siendo el de Pachacamac (al sur de Lima) y el de Chan Chan (Trujillo), los más visitados. Por eso afirmamos que los museos son escuelas vivas abiertas a todos los públicos, son instituciones vinculadas al desarrollo y el conocimiento de los pueblos; son repositorios de conocimientos expresados en objetos, rituales, técnicas, procesos; son, en suma, centros que integran la economía, la sociedad y la cultura como lo demuestran los proyectos de última generación. Nuestros museos, públicos y privados, son de naturaleza y contenido muy diversos: arqueológicos e históricos, de artes y de ciencias, generales y especializados. 

Mientras unos muestran grandes panoramas, otros se especializan en aspectos particulares o están dedicados a exaltar la memoria de algún personaje histórico. Todos ellos guardan valiosas colecciones, cuya presentación museográfica suele constituir una fuente directa de conocimientos. Para entender las posibilidades que el museo como institución ofrece para el próximo milenio debemos asumir una nueva noción de patrimonio, una nueva propuesta de compromiso social, un nuevo vínculo con los medios de comunicación y, lo más importante, la función del museo como centro educativo y cultural dinámico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario