martes, 27 de noviembre de 2012

15/ABRIL: FALLECIMIENTO DE CÉSAR VALLEJO

Me moriré en París con aguacero, un día del cual tengo ya el recuerdo. Me moriré en París y no me corro tal vez un jueves, como es hoy, de otoño. (Extracto del poema “Piedra negra sobre una piedra blanca”) Varias décadas después de la muerte de César Vallejo, (1892-1938), el prestigio de su nombre cubre por igual toda su producción literaria. Vallejo escribió artículos periodísticos, relatos, obras de teatro y, de modo muy especial, libros de poesía. 

Fue esencialmente un poeta, uno de los más importantes de la lengua castellana de todos los tiempos, según Marco Martos. Nacido en Santiago de Chuco, el 16 de marzo de 1892, el poeta peruano es considerado entre los más grandes innovadores de la poesía del siglo XX. Muere en París, el 15 de abril de 1938, y este año 2011, se cumplen 73 años de su fallecimiento. César Vallejo estudió Letras de la Universidad de Trujillo (1915), donde se relacionó con destacados artistas e intelectuales: Víctor Raúl Haya de la Torre, José Eulogio Garrido, Alcídes Spelucín, Macedonio de la Torre, entre otros, integrantes de "Norte", grupo liderado por Antenor Orrego. Ya en Lima hizo amistad con Manuel Gonzáles Prada y Abraham Valdelomar, e integró el grupo "Colonida", enriqueciendo su visión del mundo a través del contacto con nuevas corrientes europeas. 

A Gonzáles Prada, le dedicó el poema "Los dados eternos". En 1918 publica su primer libro de poemas: Los heraldos negros. En 1920 es acusado injustamente y encarcelado durante 112 días. En 1922 publica Trilce; un año después, publica algunas prosas y viaja a París, donde pasa allí grandes penurias. En 1931 publica su novela Tugsteno. Contrajo matrimonio con Georgette Philippart, quien vivía frente a la oscura pensión de Vallejo en la Rue Molière (Paris, Francia). Según testigos el romance no duró mucho luego del matrimonio, debido a las penurias económicas, agravadas al decaer la salud del poeta. Sin embargo Georgette le acompañó hasta el final de su existencia. Los poemarios “España, aparta de mí este cáliz” y “Poemas Humanos”, fueron publicados en 1939, después de su muerte. Según el poeta Marco Martos, en general se considera que la mejor producción de Vallejo pertenece a este período. Estos poemas últimos de Vallejo exploran los sentimientos de los hombres en toda su intensidad. Vallejo empieza por auscultar el dolor dentro de sí. No es el poeta que contemplativamente habla de la pobreza, la miseria y el hambre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada